Archivo | Industria RSS for this section

EL TAMAÑO EN LA EMPRESA INDUSTRIAL

Puede ser motivo de debate y de hecho lo es, ya se contempló en su día en el “Análisis y Principios de la Estrategia Industrial en Aragón”, el tamaño en las empresas y sin duda mayor en las empresas industriales.

En el POST de este Foro, publicado el pasado día nueve “Agroalimentarias, Innovación y Especialización” y también en los comentarios al mismo se citan causas que han venido a situar al comercio exterior en una recuperación “lenta”.

Pues bien, el interesante artículo del economista Diego Sánchez de la Cruz, ver el siguiente enlace:

http://www.libremercado.com/2014-09-13/el-tamano-si-importa-las-empresas-espanolas-deben-crecer-para-exportar-mas-1276528113/

añade otro de los factores que acompañan a alguno de los ya citados en el post del día 9 y sus comentarios: El reducido tamaño de la Empresa en España y la necesidad de su “crecimiento” para exportar más.

A este respecto conviene recordar que en el mencionado análisis del Consejo de Industria de Aragón, concretamente en su apartado 6 de las “Medidas horizontales facilitadoras” y en sus puntos 1, 4 y 10 se cita el fomento de la cooperación empresarial, el apoyo a la internacionalización y la actuación de las grandes empresas como “tractoras” de las medianas y pequeñas (97 % de las empresas española que venden al exterior, según el artículo, que añade las “microempresas”).

El concepto de asociacionismo tiene interés desde el punto de vista de la economía y en este caso es bastante claro, la unión de pequeñas empresas da lugar, aunque sea ocasionalmente, a una gran empresa. Destacan las alianzas entre empresas para “ganar peso” pero manteniendo su idiosincrasia favoreciendo la gestión de recursos y basándose en la confianza y en el ahorro como medio de generar los fondos necesarios para sus inversiones, que no deben descartar las posibilidades de fusiones con empresas afines.

Zaragoza, 15 de Septiembre de 2014; Juan José Pontaque Burrull

Anuncios

Nuestras raíces en la industria

Escrito del sindicato OSTA en el Heraldo.

Por su interés en relación con el tema a que se refiere el presente blog, insertamos a continuación un artículo publicado el jueves 22 de julio en el Heraldo de Aragón, por Don David Lázaro Aguilera, responsable de la Federación de Industria y Derivados del sindicato OSTA y nos congratulamos de que de su exposición se desprenda una práctica identidad de pareceres entre las opiniones recibidas del mundo empresarial, del sindical y del técnico y que no hace más que afirmarnos en nuestra voluntad de mantener la publicación del presente blog, que no tiene otro objetivo que servir de foro de opinión respecto a la industria en general y en especial a la radicada en Aragón.

Esa identidad de pareceres ha servido muchas veces para compaginar los objetivos empresariales y los de los trabajadores, como se comprobó en su día en GM o actualmente con el intento de los exempleados de Hispano Carrocera para tratar de reflotar la empresa.

Nuestras raíces en la industria.

La industria fue la gran olvidada durante el ‘boom’ inmobiliario y financiero.

El dinero rápido y fácil generado a través de la construcción y algunos sectores de servicios provocó que el tejido industrial quedara relegado.

La crisis económica ha puesto de relieve la urgente necesidad de recolocar a la industria como motor e impulsor de la economía aragonesa.

En España, el tejido industrial supone más del 13%, mientras que la media de los demás países es del 15%.

Sin embargo, en Aragón genera actualmente el 20% del PIB, lo que indica que estamos en el buen camino hacia un modelo industrial de referencia, si sabemos hacer las cosas bien, algo que en estos momentos nos genera dudas por la actitud y actuación del Gobierno de Aragón.

Alemania es el ejemplo más evidente de un país donde la industria tiene papel protagonista. La crisis económica ha provocado que todos nos miremos hoy en el espejo de su modelo económico. Una realidad más cercana sería el País Vasco.

De nada servirán medidas de austeridad y devaluación interna si no reforzamos el sector industrial. Para ello es vital desarrollar una política industrial que permita un crecimiento económico con mayor empleo.

La plena recuperación económica pasa por recolocar a la industria al frente de la economía por diferentes motivos. El primero es que genera puestos de trabajo estables e impulsa las exportaciones. Por otro lado, es un sector que destina gran volumen de inversiones a I+D+i. Por último, está demostrado que los países que cuentan con un tejido industrial fuerte resisten mejor las crisis económicas.

La industria es además motor de innovación e internacionalización.

Aragón difícilmente conseguirá nuevo empleo industrial si no lo promueve el Gobierno de Aragón junto a la iniciativa privada. Quizá lo primero sería buscar nuestras raíces: agua, energía y reciclado, y darles vida nueva. Para ello hacen falta acciones concretas y realistas, con un respaldo comprometido hacia el crecimiento de la pymes y un control sobre los precios energéticos.

Tenemos que desarrollar unas infraestructuras de transporte útiles, algo de lo que carecemos en Aragón.

¿Puede Aragón desarrollarse correctamente sin las infraestructuras necesarias, sobre todo rompiendo el Pirineo por Canfranc?

Aragón necesita saber hacia dónde quiere ir, qué le hace falta y disponer de una buena cartera de productos de futuro para fijar políticamente las prioridades para su ejecución.

Proponemos abrir un debate sobre cuáles consideramos las infraestructuras prioritarias y estratégicas para Aragón en estos momentos: desdoblamiento de la N-232 y de la N-II, autovía Pamplona-Lérida y, ante todo, salir a Europa por Canfranc.

Por último, la formación profesional y las cualificaciones para los empleados de la industria que exigirá el futuro serán completamente distintos a las que se exigen hoy en día. Las futuras generaciones necesitarán nuevas maneras de formarse. Colegios, universidades y empresas deben adoptar un enfoque más interdisciplinario y dirigido al funcionamiento en red. ¿Por qué? Porque el trabajador industrial del futuro también deberá ser un especialista en el funcionamiento global de las nuevas tecnologías.

Queda mucho camino por recorrer si queremos que Aragón y su sector industrial vuelvan a jugar un papel determinante y a ser locomotora de nuestra economía. Toca al Gobierno de Aragón y a los políticos tener una visión clara de nuestro futuro industrial para poder generar empleo.


Por David Lázaro Aguilera, responsable de la Federación de Industria y Derivados del sindicato OSTA

Hispano Carrocera, un reto para nuestra industrialización.

La noticia aparecida en El Periódico de Aragón sobre las perspectivas de continuación de Hispano Carrocera, puede dar motivo para reflexionar sobre las posibilidades y las dificultades que puede encontrar ahora nuestra industrialización.

 Hispano Carrocera nació de una iniciativa propiciada a mediados del siglo pasado por Don Angelino Vincenzo como creador de Talleres Nápoles, dedicada en su origen a la reparación de camiones y después a la fabricación de camiones y autobuses Posteriormente, la empresa se vendió a Barreiros Diesel, que la dedicó a construir tractores y maquinaria de obras públicas. Finalmente la empresa se especializó en la fabricación de autobuses y autocares, con el nombre de Hispano Carrocera, siendo adquirida después por Tata Motors, quien recientemente ha decidido abandonar su explotación. Tal como indica la noticia El Periódico de Aragón, varios antiguos trabajadores de Hispano Carrocera están ahora en conversaciones con Tata Motors, para negociar la forma de que vuelvan a ponerla en marcha nuevamente.

 Se conocen muchos ejemplos de empresas nacidas en Aragón, que se han ido adaptando a las circunstancias del momento y muchas de ellas han sido capaces de sobrevivir a las distintas crisis que hemos vivido; las más conocidas, por haber sido absorbidas por multinacionales y algunas otras por transformarse ellas mismas en multinacionales. Precisamente, Hispano Carrocera ha sido de las que han sufrido más transformaciones a lo largo de su historia, pues desde su fundación por Don Angelino Vincenzo, ha tenido varios propietarios y ha fabricado varios productos.

Merece la pena conocer la opinión de nuestro Consejero de Industria, Don Arturo Aliaga, expresada en la entrevista aparecida en el periódico Expansión en la que indica los puntos fuertes que presenta nuestra Comunidad para los que se interesen en invertir en ella, “desde la ubicación geoestratégica, pasando por mano de obra cualificada, presencia de universidades, suelo industrial disponible, baja conflictividad laboral… Aquí en Aragón no aplicamos el céntimo sanitario y la presión fiscal es de las más bajas de España. Hemos puesto en marcha la reducción de los plazos administrativos para proyectos de interés autonómico. La inversión extranjera se ha relanzado, a lo que se une que empresas aragonesas han comprado compañías en concurso, como por ejemplo Pikolin o Mann-Filter”.

 Desde una perspectiva aragonesa, es de agradecer el esfuerzo de los empleados que han asumido la responsabilidad de reflotar Hispano Carrocera. Desde el punto de vista del sector de la automoción en Aragón, seguramente el más importante a nivel aragonés, el reto asumido tiene mucha importancia, pues Hispano Carrocera representa un ejemplo muy valioso de empresa constructora de autobuses urbanos e interurbanos, que no se limita a su fabricación, sino que se responsabiliza de sus diseños, entre los que destacan los autobuses impulsados por energía eléctrica. Dicho sector está agrupado en el cluster CAAR, y según indica su presidente don Benito Tesier en una entrevista concedida a El Economista, tiene asumido el apoyar iniciativas como la que estamos comentando.

 Aun contando con el apoyo del Gobierno de Aragón y del cluster CAAR, en el caso de Hispano Carrocera va a ser seguramente necesario algún nuevo socio privado que aporte capital y una buena estructura comercial y económica.

 Es de desear que el esfuerzo para reflotar Hispano Carrocera, tenga el éxito que merecen los empleados que han acometido ese empeño y encuentren el apoyo necesario, pues su iniciativa va a resultar en un gran beneficio para todos los aragoneses.

 Pueden consultarse los siguientes enlaces:

Noticia del Periódico de Aragón sobre Hispano Carrocera.

http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/economia/dga-estudia-entrar-capital-nueva-hispano_953592.html

Entrevista a Don Arturo Aliaga del periódico Expansión.com.

http://www.expansion.com/2014/07/10/aragon/1404990666.html

Entrevista en El Economista a Don Benito Tesier, presidente del Cluster de Automoción de Aragón (CAAR).

http://www.eleconomista.es/interstitial/volver/mapjl/aragon/noticias/5913966/07/14/El-sector-de-la-automocion-en-Aragon-recupera-su-actividad-con-inversiones-de-275-millones-de-euros.html#.Kku8ibTbyhTWKvP

Listado de socios del Clúster de Automoción de Aragón (CAAR).

http://www.caaragon.com/SociosCAAR

La industria del bienestar

Hace unos años la industria estaba denostada, la sociedad la contemplaba con menosprecio y solo unos pocos visionarios peleaban por atribuirle el lugar que le correspondía. Luchaban por su reconocimiento y por dotarle de unos recursos y una estrategia que permitieran su expansión y fortalecimiento. Aragón, una comunidad industrial, en la que este sector supone más de la quinta parte de nuestro producto interior bruto (PIB) -más de 5 puntos porcentuales por encima del peso en España-, no escapaba a esta moda. Comunidad industrial, que es sinónimo de internacionalizada e innovadora. Industria, innovación e internacionalización que forman las tres íes sobre las que construir unas bases sólidas para el futuro económico:.

Es el momento de recordarlo, cuando Zaragoza se ha convertido en centro neurálgico del desarrollo de la industria europea, con la celebración del I Foro Europeo de la Industria y el Emprendimiento, de la mano del Departamento de Industria e Innovación del Gobierno de Aragón, la Comisión Europea y el Ministerio de Industria, Energía, Turismo. Precisamente el consejero aragonés de Industria, Arturo Aliaga, formaba parte de ese grupo de valientes que se atrevían a remar contra corriente, acompañando a los miembros de la Comisión de Industria de la Cámara de Comercio a todos los foros internacionales buscando negocio para nuestras empresas.

Nos enorgullecíamos del carácter industrial de Aragón y no dudábamos de hacer de esta singularidad bandera a la hora de presentar la comunidad al exterior. No cesábamos en el empeño de aleccionar a todos sobre la relevancia de la industria por su fuerza tractora, por su capacidad fijadora de empleo, por su trascendencia en el desarrollo de servicios de alto valor añadido…

Hoy el sentir generalizado ha cambiado, se reconoce que a la industria le debemos gran parte de nuestro desarrollo económico. En gran medida, nos hemos internacionalizado de su mano y hemos interiorizado aspectos tan relevantes, impulsados por sus demandas, como la importancia de la innovación, de la prevención de riesgos laborales, la visión global, la adaptación constante,…

Incluso Europa se ha dado cuenta de la importancia industrial y en los últimos años se ha atrevido a desarrollar una política industrial europea. De hecho, a finales del 2012 la Comisión Europea se fijó el objetivo de incrementar el peso del sector industrial del 16% al 20% para 2020.

Es una pena que nos escucharan con atención y que hayamos tenido que sufrir en nuestras propias carnes la vulnerabilidad a la que queda expuesta una economía cuando no cuenta con una industria sólida y competitiva. Sólo ver cómo Alemania, e incluso determinadas empresas aragonesas, han sorteado la crisis, parece haber surtido efecto.

Sin embargo, no es momento de recrearnos en el tiempo perdido, sino de poner manos a la obra. De trabajar en reforzar nuestra base industrial. Unamos esfuerzos y, en clave política regional, dotemos a la industria del presupuesto que precisa (hoy, el más bajo de la comunidad autónoma). Sin recursos no podremos trabajar por un mercado único integrado, ni invertir en los factores de producción, las capacidades, la innovación o las nuevas tecnologías… Es decir, trabajemos para que Aragón siga siendo industrial y bajo su estímulo y sustento crezcamos en bienestar social. Porque sin industria, no generaremos desarrollo, la base del bienestar.

 

Joaquín Cezón. Presidente de la Comisión de Industria y Energía de la Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza.

CONSUMO VERSUS INFRACONSUMO

El consumo es uno de los signos de desarrollo económico del país y también es sabido que los bienes de naturaleza económica se dividen en bienes de consumo y bienes de capital.

Los índices usados para la medición del consumo son “consumo per cápita” y “determinación del porcentaje de los ingresos que los individuos y las familias dedican al consumo”.

La “teoría del infraconsumo” atribuye el origen de las crisis económicas al bajo consumo lo que produce graves problemas en la producción de bienes por falta de venta de los productos.

Se cita la “soberanía del consumidor” como el que dispone lo que hay que `producir (economistas neoclásicos). En realidad, en los sistemas capitalistas es el productor el que dispone lo que se ha de consumir. Por ello el mercado no determina la cantidad/calidad de la producción, más bien a la inversa, el productor es el que manda lo que ha de consumirse.

Recientemente Paul Krugman (Premio Nobel de Economía 2008) ha dicho, “Si los consumidores recortan sus gastos y nadie toma su lugar en esos gastos, la economía caerá en una recesión, reduciendo las rentas de todos”. Como Keynes, señala el ahorro como necesario para todo desarrollo de capital, de avances en productividad y de una mayor prosperidad humana e indica que un ahorro excesivo lleva al infraconsumo que, a su vez, lleva al desempleo. El desempleo genera más ahorro completando un circulo vicioso .Rechaza a los “clásicos” como “ortodoxos”, abogando por la intervención estatal del mercado

Algunos artículos publicados en el Foro, (08.05.14), señalan la capacidad de algunas Industrias que “ignoradas por las instituciones públicas”, sin un tejido industrial que apoyara su desarrollo y competitividad alcanzan el éxito y el liderazgo en el mercado (nacional e Internacional) contribuyendo al crecimiento del sector industrial y a la creación de empleo, demostrando que la iniciativa privada puede sustituir al sector público en la mayoría de los casos.

Otros post, (04.05.14), afirman que la educación actual no contribuye a la inserción de los alumnos en el mercado laboral.

También otras entradas, (15.10.12 y 29.10.12), indican “La combinación (teoría + práctica), formación Dual, garantiza una elevada cualificación y señala la etapa inicial del sistema de formación permanente.

Vuelvo a Paul Krugman, en uno de sus recientes libros expone las medidas que considera necesarias para salir de la actual crisis, recuperando los puestos de trabajo y los derechos sociales. Sin entrar en su cercanía a los planteamientos postkeynesianos y sus opiniones sobre la citada crisis en España, consideradas insuficientes y debidamente rectificadas en su día, conviene citar a Fiedrich von Hayek, otro Premio Nobel, tenido como el defensor del capitalismo liberal. La economía moderna se definió merced a las distintas opiniones de Hayek y de Keynes (cuyos planteamientos he citado al referirme a Krugman).

Recientemente la Comisión Europea ha dicho que en 2015 va a haber más crecimiento económico en España, luego se desprende –según el Gobierno- que la recuperación ya está cerca.

Y el pasado dia 12, llegó la noticia en boca del Ministro de Industria ” Trabajamos para tener cuanto antes UNA HOJA DE RUTA QUE REVITALICE LA INDUSTRIA”.

http://www.abc.es/economia/20140512/abci-entrevista-ministro-industria-soria-201405092005.html

Los empresarios tienen un rasgo que les distingue, su deseo de desarrollar actividades económicas y hay que reconocer su papel en la economía. El Empresario debe de aceptar este reto mostrando su eficacia y prestándose al dialogo, a la vez que muestra sus exigencias en lo referente, sobre todo, al equilibrio de los presupuestos y a la estabilidad impositiva.

Juan José Pontaque Burrull; Zaragoza, 15 de Mayo de 2014

UN REFLEJO EN EL SUR Y LOS “HIDDEN CHAMPIONS”

En los últimos meses he tenido la oportunidad de trabajar como consultor en un municipio del Área Metropolitana de Sevilla tradicionalmente considerado el pulmón industrial de Andalucía. Efectivamente, es un municipio singular por el importante peso del sector industrial en su tejido empresarial, como lo demuestran los más de 20 polígonos industriales existentes en el municipio.

Desgraciadamente, el sector industrial de ese municipio está de actualidad por lo mucho que se ha visto afectado por la crisis. Gran parte de las empresas dependían directa o indirectamente de la construcción; otras, también muchas, se limitaban a trabajar como subcontratistas para alguna de las empresas tractoras ubicadas en el municipio, entre las que ha habido cierres y EREs, lo que ha tenido un impacto enorme en la densa red de empresas subcontratistas.

Sin embargo, a la hora de entrar con el bisturí a analizar de primera mano la realidad del tejido industrial, nos encontramos con una grata sorpresa: entre tanta empresa en crisis había también un conjunto de empresas singulares en diversos sectores (agroalimentario, mueble, plástico, metalmecánico, etc.) realmente competitivas, incluso líderes nacionales en su actividad.

Tal hecho me recordó al célebre libro de Hermann Simon, “Hidden Champions” (Campeones Ocultos), publicado en 1996. En él identifica a un conjunto de empresas alemanas de tamaño medio, desconocidas para el público en general, que han sabido reinventar su mercado, dirigirse a un nicho muy específico, en el que son líderes mundiales con cuotas de mercado abrumadoras. Son empresas innovadoras, dinámicas, en crecimiento, dominadoras de su mercado.

Lo que me encontré en este municipio del Sur eran también empresas singulares, de tamaño medio, competitivas nacional e internacionalmente en sus respectivos mercados, muy específicos. Eran islas en un océano de crisis. Eran casi héroes solitarios. Nadie hablaba de ellos, nadie se interesaba por ellos. Ni las instituciones, ni el público en general. La industria del municipio sólo era crisis. ¿Les afectaba esto para el negocio? Sí. Por ejemplo, los universitarios (ingenieros, etc.) sólo querían intentar entrar en el sector aeronáutico, bendecido por la Junta de Andalucía como sector de futuro. También, eran empresas aisladas, sin un tejido auxiliar que apoyara su desarrollo y competitividad (ingenierías, empresas de nuevas tecnologías, empresas de bienes de equipo, empresas de servicios avanzados, etc.).

Ante una percepción generalizada de sector en crisis, la industria local podía poner sin embargo encima de la mesa casos de éxito, empresas singulares líderes en el mercado nacional y competitivas internacionalmente.

Nosotros en Aragón tenemos un tejido industrial dominado por la automoción (un sector sólido) y por grandes empresas como BSH. Pero seguro que tenemos también nuestros “Hidden Champions” (Campeones Ocultos), empresas no tan conocidas, casos de éxito que sin duda han de servir para poner en valor la fortaleza de nuestro tejido industrial y ser capaces así de captar la atención de todos para articular en torno a ellos un desarrollo endógeno de nuestra industria y, sobre todo, para atraer y retener talento que contribuya al crecimiento del sector.

 Jorge López Ramón y Cajal, ENNFOCA Consultores. 8 de mayo de 2014

Propuesta de reindustrialización del Boston Consulting Group (BCG)

En su momento el presente blog informó sobre el Análisis y Principios de la Estrategia Industrial en Aragón, ofrecido por el gobierno de Aragón. Hoy nos parece interesante mostrar la propuesta del Boston Consulting Group, publicada por el periódico Expansión en su versión digital del 27 de abril, que resume las acciones que considera adecuadas para reindustrializar España.

 El decálogo para revitalizar el tejido productivo español.

    1. Más presencia en el extranjero. España podría aumentar en 10.000 millones de euros anuales sus exportaciones industriales fuera de la UE si refuerza sus relaciones comerciales con los siguientes países: EEUU, Canadá, Japón, Corea, Australia, China, Rusia, India, Indonesia, Arabia Saudí y Sudáfrica. Es una propuesta del Boston Consulting Group y el Gobierno.

   2. Multilocalización de empresas. Según el informe del BCG y el Ministerio de Industria, hasta el 10% de las pymes españolas y el 60% de las grandes empresas podrían disponer de filiales y plantas en el extranjero si las multinacionales españolas potenciaran su capacidad de ‘arrastre’ para compañías más pequeñas que quieran salir al exterior y no dispongan de medios.

    3. Defender el interés nacional. La consultora estadounidense recomienda potenciar la llamada «diplomacia económica» para defender los intereses españoles en los foros internacionales. En concreto, propone imitar las estrategias de países como Alemania o Francia, aumentar la influencia de ‘lobbies’ españoles en la UE y reducir la burocracia.

    4. Estimular la demanda interna. La demanda interna de bienes industriales españoles, según el BCG, podría crecer en 13.500 millones de euros anuales si se reforzaran los programas de estímulo para sectores estratégicos y de fomento de productos ‘Made in Spain’. Una de las medidas que el BCG cree adecuadas es el Plan Pive para renovación de vehículos.

    5. Reducción de los costes. La puesta en marcha de programas de optimización de costes logísticos, laborales y energéticos podría reportar a la industria española un ahorro de 1.000 millones de euros al año. El informe del BCG propone, entre otras medidas, desarrollar fuentes de energía autóctona como el gas de esquisto y homogeneizar las normativas de transportes.

     6. Mejorar el marco regulatorio. España ocupa el puesto 44 en la clasificación de 180 países que elabora el Banco Mundial sobre la facilidad para abrir negocio, un escalón por debajo de los países del entorno. Entre las medidas propuestas para incentivar las inversiones extranjeras destaca la garantía de la unidad de mercado y la simplificación de la regulación.

    7. Potenciar la I+D+i. Pese a los esfuerzos del país por incrementar el gasto en I+D+i durante la última década, en 2010 el gasto conjunto del sector público y privado fue del 1,4% del PIB, por debajo del 2% de la media de la UE y lejos de países punteros como Alemania (2,8%) o Japón (3,4%). El BCG propone hacer un seguimiento más exhaustivo de las ayudas.

    8. Profesionalizar las pymes. Más del 60% de los empleados españoles trabajan en empresas con una plantilla inferior a las 50 personas y un 40% lo hace en compañías con menos de diez trabajadores. Algunos retos que deben encarar estas empresas son la poca especialización de los empleados y la limitada exposición a los mercados internacionales.

    9. Educación empresarial. Una de las ideas que el Gobierno introdujo en la reciente Ley de Emprendedores es la introducción de nociones empresariales y fomento del emprendimiento en los planes educativos, para así facilitar la inserción de los alumnos en el mercado laboral. El sector privado afirma que la educación actual no contribuye a esa integración.

    10. Más financiación no convencional. Dada la abrupta caída de créditos bancarios durante la crisis, una de las alternativas para que las empresas consigan financiación es la emisión de deuda corporativa. El recién creado Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF) puede ser un instrumento apto para estimular la compraventa de bonos y pagarés empresariales.

César Lozano, Ingeniero Industrial. En Zaragoza a 4 de Mayo de 2014