Archivo | Energía RSS for this section

La energía: Un recurso estratégico al que no se le presta atención.

1.- Introducción:

La energía es un factor estratégico al que normalmente las empresas y los particulares no le prestan gran atención.

Sin embargo, hemos de pensar que sin energía:

  1. No existiría internet.
  2. No podríamos comer cosas calientes.
  3. No tendríamos calefacción.
  4. No tendríamos luz, etc.

No existe ni un solo negocio que se pueda pensar y poner en marcha en el que no exista la necesidad de la energía.

Es por ello que la energía es un recurso crítico y esencial para la existencia y desarrollo de la industria y la sociedad tal y como la conocemos hoy en día.

2.- Generación de energía:

La energía puede ser de varios tipos, según el proceso por el que se genera:

  1. Energía nuclear.
  2. Energía térmica del carbón.
  3. Energía hidráulica.
  4. Energía eólica.
  5. Energía fotovoltaica.
  6. Gas natural.
  7. Gases Licuados del Petróleo.
  8. Gasoil.
  9. Geotermia.

Cada una de éstas energías tiene sus pros y sus contras que vamos a intentar describir técnica y económicamente con la intención de arrojar datos para la decisión particular y comunitaria.

No obstante, debemos decir que, tal como se publicó por parte del Director de la Comisión Nacional de la Energía en Octubre de 2010, en la feria FINGERPLUS, en el mundo se consume más petróleo del que existe almacenado y la previsión es que, al ritmo de consumo de octubre de 2010, en el año 2050 no exista petróleo y que de Octubre de 2010 al año 2050 los precios del petróleo y sus derivados vayan creciendo exponencialmente.

Analizaremos ahora cada tipo de energía por separado:

1. Energía nuclear.

VENTAJAS DATOS INCONVENIENTES DATOS
Es la más barata de producir 0,4 cent € / kWh (dato de World Nuclear Associaton) La tecnología es complicada y cara de instalar y mantener. 3500 € / Kw instalado y 8,4 cent € / Kwh (dato de MIT).
Es segura Basándose en las estimaciones del Gobierno alemán, usando la probabilidad de daño al núcleo obtenida en los estudios de seguridad de los reactores alemanes de 2.9*10-5 al año, se puede calcular que el riesgo de una fusión de núcleo en un periodo de 40 años es del 16% para Europa y de un 40% a nivel mundial Existen riesgos de accidentes graves Las consecuencias de un accidente en una central nuclear pueden ser catastróficas. El accidente de Chernóbil ha sido hasta ahora el accidente nuclear más grave de la historia. Los estudios más recientes de las consecuencias del accidente calculan en más de 200.000 el número de víctimas mortales desde 1990 a 2004, sólo en la antigua Unión Soviética
Las instalaciones duran muchos años La planta de José Cabrera lleva 45 años instalada produciendo. Los residuos tienen una vida muy larga y no se regeneran, ni se reutilizan. En las varillas de combustible gastado de los reactores se encuentran sustancias como el plutonio 239 (vida media de 24 400 años), el neptuno 237 (vida media de 2 130 000 años) y el plutonio 240 (vida media de 6 600 años).
El personal técnico es altamente cualificado Ingenieros Químicos, por ejemplo. El personal técnico debe estar muy formado y ser altamente cualificado. Ingenieros Químicos. Formación anual de reciclado aproximadamente del 2 % del tiempo. Estimación del propio sector.
Es eficiente. Entre un 86 y un 92 %. Dato del Ministerio de Industria.

2. Energía térmica del carbón.

VENTAJAS DATOS INCONVENIENTES DATOS
Es fácil de conseguir la reacción  El carbón tiene un alto poder calorífico. 31400 Kj / Kg Es muy lesiva al medio ambiente  Lluvia ácida por Sulfuro de Hidrógeno, por ejemplo
Es segura Los riesgos del empleo del carbón para producir energía eléctrica se localizan en el ciclo de la minería del carbón, en las fases de construcción y en la operación y explotación de la central Es ineficiente. Solo el 30 % del material que se quema produce realmente energía consumible en la red.
Las instalaciones duran muchos años La central térmica de Teruel lleva produciendo desde 1981, es decir, 33 años El proceso de obtención de la energía es largo y caro.  Existen procesos de extracción del carbón, cribado y selección, quemado, eliminación de viruta y regeneración de terreno.
El personal puede ser de cualificación media – baja.  Perfil mínimo exigible: Diplomado. Es cara de generar  0’071 € / Kwh. La hidráulica, por ejemplo, es 0’039 € / Kwh. Fuente: CNE.

3.- Energía hidráulica.

VENTAJAS DATOS INCONVENIENTES DATOS
Es renovable  Mientras exista agua y caudal, existe la energía. Es cara de instalar  Coste de amortización de la instalación 0’036 € / Kwh. Fuente: CNE.
Es una tecnología fácil de instalar y mantener  La tecnología es Lenz – Faraday, muy conocida. Es difícil de generar una nueva por los permisos legales  Hay que pedir permiso a las confederaciones hidrográficas y hay que realizar análisis de impacto ambiental.

4.- Energía eólica.

VENTAJAS DATOS INCONVENIENTES DATOS
Es renovable.  Mientras exista viento, se produce energía. Es muy cara de instalar y mantener  Precio de un “molino de viento” instalado, de unaos 2 MW, 2 M€.
La tecnología es compleja y el personal de instalación y mantenimiento está cualificado.  Los álabes de los molinos son complejos de calcular y construir. Son aerodinámicos. Solo se puede instalar en zonas con caudal suficiente.  Ha de existir una velocidad y un caudal de viento suficiente.

5.- Energía fotovoltaica.

VENTAJAS DATOS INCONVENIENTES DATOS
Es renovable.  Mientras exista el sol, se puede producir. Si no hay sol, no se produce energía.  Se ha de tener una batería para esos momentos.
Es durable  Una placa solar fotovoltaica tiene una duración prevista de 25 años. Es ineficiente  El rendimiento de una placa solar fotovoltaica es de un 22 % de la energía captada.
Es cara de instalar y mantener. Exige un mantenimiento anual de limpieza y una protección contra robo.

6.- Gas natural.

VENTAJAS DATOS INCONVENIENTES DATOS
Es barato  0’05 € / Kwh. Valor publicado por la página web Preciogas.com No es renovable  Es una materia que se quema en una reacción química redox.
Es más eficiente que el gasoil  44000 KJ / Kg frente a 43115 KJ / Kg El almacén de reserva se está agotando.  En Enero de 2007, las reservas de gas natural ascendían a 6183 trillones de pies cúbicos. Fuente: http://www.energiasrenovables.ciemat.es/especiales/energia/index.htm
Tiene más riesgos de instalación y mantenimiento por accidentes y explosiones.  5.733,4 año 2012. Fuente: Informe Anual de Accidentes de trabajo del INSHT.6.415 construcción de edificios.

7.- Gases Licuados del Petróleo.

VENTAJAS DATOS INCONVENIENTES DATOS
Son baratos  GLP canalizado  8,12 c€/kWh; Gasóleo C  8,71 c€/kWh. Fuente: Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa. No son renovables.   Es una materia que se quema en una reacción química redox.
Son más eficientes que el gasoil
Valor calorífico bruto (MJ/m3) @ a 0 ° C & 1 bar (gas) 97.98
El almacén de reserva se está agotando.
 3.63 gigapiés cúbicos en diciembre de 2006.

8.- Gasoil.

VENTAJAS DATOS INCONVENIENTES DATOS
Es fácil de quemar.  Simplemente con una ignición leve en una atmósfera saturada de oxígeno. No son renovables.   Es una materia que se quema en una reacción química redox.
La tecnología de su aprovechamiento está muy avanzada  El ciclo Otto se ha mejorado con todo tipo de tecnologías de eficiencia. Ejemplo: turbo. El almacén de reserva se está agotando.  No existen datos contrastados.

9.- Geotermia.

VENTAJAS DATOS INCONVENIENTES DATOS
Es renovable La tierra, a no ser que deje de existir como planeta, seguirá pudiéndose explotar. Es ineficiente  Se trata de energía almacenada en el interior de la tierra que proviene de la radiación interior del núcleo, por lo que se accede a ella a través de unos intercambiadores geotérmicos a unos 100 metros de profundidad mediante un tubo de agua que circula hasta la superficie, recogiendo ese calor de la tierra. Ecoticias.com
Utiliza los recursos naturales para producir energía.  Utiliza el agua y la tierra. Es cara de instalar y mantener  Véase nota anterior. Hemos de realizar una perforación de 100 metros y tuberías y bombas de intercambio para ello.
Existen varias fuentes de energía en la tierra.  Agua dulce, agua salada, tierra, hielo, etc.

No obstante hemos de pensar que el futuro nos lleva a prescindir de las energías no renovables y de las derivadas del petróleo por varios motivos esenciales:

  • Las reservas de la tierra se agotan.
  • El efecto invernadero causa problemas de salud y de variaciones de clima extremo en el planeta.
  • La vida en el planeta tal como la conocemos hoy en día no sería igual. Estaría en riesgo el modelo actual de sociedad.

Por ello, hemos de tomar medidas urgentes y radicales desde este mismo instante.

En Alemania, desde Octubre de 2010, el Ministro de Energía, puso como objetivo que en el año 2030 un 50 % de la energía consumida en su país proviniera de energías renovables.

Con ese objetivo, a través de los impuestos, detrae 1 euro al mes de cada alemán, durante 20 años.

Eso daba una cifra de 160 millones de euros, que se invertían en las líneas estratégicas de I + D siguientes:

  1. Energía nuclear de tercera generación.
  2. Energía solar térmica más eficiente y barata.
  3. Energía solar fotovoltaica más eficiente y barata.
  4. Energía eólica más eficiente, barata y sencilla.
  5. Menor necesidad de los acumuladores de energía.

¿Porqué no copiamos dicha política estratégica en España?

¿Porqué no hacemos lo mismo con los impuestos?

Para más información, ved el informe titulado La Energía en España del Ministerio de Industria de España.

Es por ello que, por mi parte propuse a los gestores de INDUSTRIALIZARARAGON las siguientes líneas estratégicas y una de ellas es ésta:

GENERAR UNA ENERGÍA DISTINTA.

Otra estrategia que creo que debemos seguir los aragoneses es

GENERAR PRODUCTOS Y PROCESOS DISTINTOS. Ejemplos: Productos relacionados con la industria como pueden ser máquinas más eficientes, procesos más eficientes de gestión de residuos, aprovechamiento de residuos para generación de energía u otros productos reciclados, etc. Léase para más información la web http://es.wikipedia.org/wiki/De_la_cuna_a_la_cuna.

Ahora os toca a vosotros opinar y participar…

Raúl Martínez.

Director de RM INGENIEROS. http://www.rm-ingenieros.es

Anuncios

Sector energético: novedades legislativas y precio de la energía

En unos momentos de constantes sobresaltos en el sector energético nacional, con nuevas subidas del precio de la electricidad  a partir del 1 de febrero que afectarán especialmente a la industria, se hacen especialmente interesantes dos noticias que se han conocido en los últimos días, y que hacen referencia por un lado al consumo energético y por otro al coste de ese consumo.

En primer lugar quiero referirme al borrador de real decreto por el que se traspone (parcialmente) la directiva 2012/27/UE. Se trata de un esperado proyecto de real decreto que hace referencia a diversos y variados aspectos de la eficiencia energética, desde la contabilización de consumos en instalaciones térmicas  hasta los sistemas de acreditación para proveedores de servicios energéticos. En mi opinión, el tema clave del proyecto de real decreto, por sus implicaciones para la industria, es la obligatoriedad de realizar auditorías energéticas en las grandes empresas.

Las grandes empresas, entendidas como aquellas que cuentan con más de 250 trabajadores y cuyo volumen de negocios anual excede de 50 millones de euros o cuyo balance general anual excede de 43 millones de euros, deberán realizar auditorías energéticas cada 4 años basadas en la norma UNE 216501:2009 o en la serie UNE EN 16247 y firmadas por un auditor energético habilitado, debiendo presentar la primera antes del 5 de diciembre de 2015.

La medida, más allá de potenciar el sector de los proveedores de servicios energéticos, considerado clave en España por su potencial de creación de empleo, tendrá efectos tanto en las empresas auditadas como en el resto, las pequeñas y medianas empresas. Las primeras  dispondrán de un poderoso instrumento que les permitirá implementar planes de mejora de su eficiencia energética, reducir su consumo energético y mejorar su competitividad. Las segundas, atraídas por los resultados obtenidos por las primeras, dejarán de considerar a la eficiencia energética como una opción para pasar a considerarla una necesidad.

El único aspecto negativo de este proyecto de real decreto es que reduce la comentada obligatoriedad de realizar auditorías solamente a las grandes empresas, las cuales, en su gran mayoría, disponen ya de planes en marcha para la reducción de su consumo energético. Sería deseable que se incluyesen también a las medianas empresas para potenciar los efectos ejemplarizantes y de reducción del consumo energético que persigue la norma, algo  especialmente importante en Aragón donde el porcentaje de grandes empresas es un 25% inferior a la media española.

La segunda novedad a la que quiero hacer mención es el estudio  “Impuestos energéticos-ambientales en España”, realizado por Economics for Energy y presentado el pasado 23 de enero.  El informe se centra en las grandes diferencias existentes en fiscalidad energético-ambiental entre España y el resto de los países de nuestro entorno, y propone diversas opciones analizando sus resultados en todos los estratos sociales y económicos.  Destaca, en una de sus conclusiones, que la  eliminación de todos los costes ajenos al funcionamiento del sistema eléctrico y su sustitución por un impuesto ad valorem uniforme aplicado sobre la producción de todos los sectores de la economía tendría como efecto inmediato la reducción del precio de la electricidad en un 28,86%, sin afectar sustancialmente ni al precio del resto de los productos energéticos (gas natural, gasóleo A y gasolina 95) ni a su consumo. El informe también analiza los mayores obstáculos existentes en España para poder adoptar un esquema impositivo “verde”: el gran rechazo social que generan los nuevos impuestos y la existencia de grupos de presión que pueden impedir la realización de cambios fiscales beneficiosos para el interés general.

Más allá de poder estar de acuerdo con las medidas propuestas por este grupo de expertos, lo interesante del estudio es la necesidad de una nueva visión de conjunto sobre la fiscalidad y del importante papel que debe jugar en la definición de las nuevas políticas energéticas y ambientales a partir de ahora.

José Javier Sánchez Saz. Zaragoza, 5 de febrero de 2014.

Reflexiones sobre la competitividad industrial y el precio de la electricidad.

Al hilo de la noticia sobre la reclamación por parte de la Confederación Hidrográfica del Ebro a las compañías productoras de electricidad hidráulica del 25% de la energía que el Estado se reservó en el momento de la concesión, y que no había solicitado nunca, con el objetivo claro de mejorar el servicio público de gestión del agua, me venía a la mente la importancia económica de la energía en la el mundo industrial.

Este es un punto de sobras conocido, pero no por ello menos importante, y sobre el que reflexionar, dado que, en la actualidad, España ocupa un no muy destacado número 35 a nivel mundial en competitividad industrial, y en ello juega un papel relevante el elevado recibo que la industria tiene que pagar por la energía que necesita para sus procesos productivos.

A pesar de que nuestra intensidad energética (energía necesaria para producir unidad de PIB, medida en TPE/MEUR) ha mejorado desde 2004 (161) hasta 2011 (136) aunque sigue siendo peor que la alemana (129), la italiana (121) y la británica (104), desafortunadamente, nuestros precios de la electricidad sólo los superan en la Unión Europea cuatro países: Irlanda, Chipre, Lituania y Malta. Según Eurostat, en Alemania,  el coste de la electricidad industrial por kwh es de 0,086 frente al elevado  0,1165 de España, país en el que, señalaba, ha crecido muy por encima de la inflación en los últimos cinco años. Y, sin embargo, en otros países de competitividad emergente nos encontramos con situaciones (compensadas todavía, entre otros factores, por su falta de eficiencia) como la polaca en que la electricidad cuesta 0,089 EUR/kwh o la turca donde dichos costes son de 0,083 EUR/kwh.

En la actualidad, la situación actual de déficit de tarifa en la que alrededor del 50% del recibo lo suponen los peajes hace que un país como el nuestro ofrezca unos costes que afectan gravemente a esa competitividad arriba mencionada. Para completar el cuadro, la inseguridad jurídica en los mercados energéticos, el citado déficit, unos marcos regulatorios en revisión, con acciones incomprensibles por parte del Gobierno hacia sectores tan ligados a la eficiencia energética como lo son la cogeneración y las energías renovables (algunas, de futuro, otras, brillantes realidades en las que la Marca España ocupa una posición  de liderazgo), hacen que sea difícilmente previsible no sólo una clarificación de los escenarios sino una reducción de los costes de energía para las empresas.

Y esto, para la industria exportadora española, supone dificultades añadidas a las que otros competidores afrontan: los de los países emergentes, porque luchan contra nosotros con una conducta que, cuando menos, podemos catalogar de asocial tanto en relación a sus capitales humanos como al respeto ambiental; los de los países desarrollados, porque no encontramos como ellos encuentran la defensa que suponen unos costes de energía reducidos que deberían ir directamente asociados a nuestra posición industrial.

Desde la modesta posición de observadoras a la que la mayor parte de las empresas industriales españolas quedan relegadas, lo único que pueden esperar y desear es que la competitividad que nuestra capacidad tecnológica en diseño y en producción (además de en otros campos –logística, gestión de proyectos, …-) ha conseguido, se vea complementada por unos costes de energía moderados; es de todo punto necesario que el déficit de tarifa desaparezca, objetivo loable del Gobierno, y en el que le deseamos éxito, y que esto represente realmente reducir los costes energéticos industriales en un entorno de mercado en el que las empresas productoras de electricidad conocen su trabajo y generan de manera eficiente.

Un último comentario: un país como España, con su elevada dependencia energética del exterior, no puede renunciar a las nuevas tecnologías de generación, aunque generen polémicas (que al final son enriquecedoras y mejoran los proyectos). No hay ninguna actividad humana que no deje huella, y al final la sociedad tiene que explorar, y decidir, sus formas de mejorar la productividad dentro del respeto ambiental. Otrosí, las sociedades más avanzadas consideran su entorno natural como un tesoro y lo preservan con todas sus fuerzas. Y, sin embargo, eso no impide el aprovechamiento de sus recursos, con la capacidad de generar sostenibilidad que nuestro liderazgo tecnológico permite. Piénsese en el cambio radical que supone para la economía y la industria norteamericanas el pasar de ser importador de gas, ¡a exportarlo! Ningún mix energético puede ser monofuente, de la misma forma que ningún mix energético debe ser excluyente de ningún tipo de generación sin la correspondiente y desapasionada evaluación de riesgos ambientales.

Todo eso ayudará sin duda a que la industria española salga reforzada de la crisis para afrontar los retos globales que no puede sino asumir para subsistir y crecer.

Zaragoza, a 16 de Noviembre de 2013; Luis Monge Güiz, Ingeniero Industrial, Director Comercial de TAIM WESER S.A.

Reforma Energética (continuación…)

No cabe duda que el no haber hecho en su momento la corrección del “mix” energético (expresión que alude a la combinación de las distintas fuentes de energía que cubren el sumnistro energético de un país, en este caso España) supone una incidencia , negativa, en nuestro Estado de Bienestar.
De todos es conocido que esa falta de corrección supone, entre otras causas, un aumento de los precios, que -en economía- es la inflación (aumento sostenido y generalizado de los precios de los bienes y servicios). Esas causas que la favorecen son variadas y una de ellas -muy destacada- es el coste de los factores de producción industrial y de ellos la ENERGIA.
España necesita un “mix” energético equilibrado que cuente con todas las fuentes de energía existentes.
La ENERGIA NUCLEAR es una fuente energética que garantiza el abastecimiento eléctrico, reduce la dependencia energética exterior y produce ELECTRICIDAD de forma constante con precios estables y predecibles. Así lo entienden cada vez más Gobiernos que apuestan por el mantenimiento de las CENTRALES NUCLEARES en sus paises y la construcción de nuevas plantas, buscando una mayor eficacia en su producción de energía con el menor impacto ambiental posible.
En el caso de España la dependencia energética externa es mayor que en otros estados miembros de la Comunidad Europea, (utilizamos la energía nuclear en un 17 % del total de la producción de energía -hidraúlica, carbón, eólica, etc.-).
En los últimos meses es preocupante el aumento del I.P.C. y una de las soluciones para variar la tendencia alzista es, sin duda, el uso de la energía nuclear, procurando la estabilidad del precio a medio y largo plazo, evitando el encarecimiento de la energía, mayores costes de producción en la Industria, con su repercusión en las exportaciones, agravamiento de la balanza comercial y por ende generación de desempleo.
A favor del impacto ambiental : No genera gases de efecto invernadero.
A favor de la economía en la Industria : Precios, muy bajos, de la energia.

Reforma Energética

El proyecto de ley que se está tramitando, tiene un motivo positivo, como es el de taponar el déficit tarifario que se genera en el sector energético español, lo que a la larga deberá tener un efecto beneficioso. El problema se encuentra en el hecho de que dicho déficit ha sido generado en años de padecer un “mix” energético no correcto, que ha sido uno de los muchos efectos perjudiciales de la abundancia económica derivada de la riqueza artificial procedente de la burbuja inmobiliaria y unos costes subvencionados que nos han ocultado unos precios de energía no competitivos con los de los países del entorno.

El problema que se genera es que el equilibrio económico se pretende alcanzar antes de haber conseguido corregir el actual mix energético incorrecto, lo que, debido a que el consumo de energía se produce en todos los campos de la economía, su encarecimiento nos va a proporcionar al mismo tiempo un aumento del paro, un encarecimiento de los precios de las mercancías y al influir muy negativamente en los costos industriales que tienen una repercusión inmediata en nuestras exportaciones, un agravamiento de nuestra balanza comercial. A simple vista, es posible que parezca que el proyecto de ley que se está tramitando no tiene influencia en nuestro estado del bienestar, pero nos puede traer mayor pobreza y mayor paro. Por eso convendrá analizar sus consecuencias con el mayor cuidado.

Este artículo viene a colación del publicado en El Pais – Economía – de Fecha 05/10/2012. El Pais -Economia-