Archive by Author | daviz73

PRODUCTIVIDAD NO ES BAJAR SALARIOS, ES LEAN ENGINEERING

Me he decidido a escribir una breve reseña tras una conversación con uno de mis colaboradores y he recordado este foro. Esta persona me decía: “pero este sistema, ¿cómo es que no nos lo quitan de las manos?”. Se refería a un método de trabajo que tenemos (dirijo una modesta ingeniería mecánica en Zaragoza), que no hemos inventado nosotros pero que lo hemos adaptado bastante bien; que consiste básicamente en automatizar tareas que se ven obligados a realizar ingenieros cuando no son más que tareas repetitivas que no aportan valor al producto, pero que es preciso que una persona experta decida como desarrollar cada pedido. Nuestra herramienta, un configurador de producto, realiza esas funciones.

Industrializar también significa hacer más competitivas las empresas existentes y una de las faltas de productividad que hemos observado entre nuestros clientes y empresas en general es la falta de automatización en los departamentos de ingeniería y oficina técnica, no existe el Lean Engineering.

Hemos visto multinacionales que no tienen un sistema de gestión documental y que invierten tiempos enormes en buscar proyectos antiguos o anteriores pedidos, semejantes a los nuevos pedidos que reciben para aprovecharlos.

Hemos comprobado como otros tiene que calcular una y otra vez por elementos finitos sus componentes porque no dominan la configurabilidad del producto; o como otros, rehacen los mismos planos sin descanso. O incluso trabajan sin planos porque les cuesta más tiempo eso a que el operario de toda la vida dé la solución oportuna.

Configuradores de producto, PDM, PLM, Diseño 3D, ERP: son tan potentes que consiguen unos ahorros de tiempo enormes, rondando el 95% y unos costes por errores humanos cercanos al cero absoluto. Nos permiten tener perfectamente localizada la información técnica, la entrega de documentación a fábrica, la comunicación interdepartamental (tan extraordinariamente difícil a veces),…

Nosotros hemos logrado que clientes no inviertan horas en “rehacer” pedidos, ni que la mano altamente cualificada se dedique a tareas que no aportan valor y se ocupen de innovar en producto, por ejemplo.

Pero, ¿y qué impide que estos medios se abran paso? Tal y como se cuestionaba mi compañero. Hemos detectado varias razones, algunas muy humanas pero poco razonadas:

– La inversión en TIC, en ingeniería: en ocasiones se ve como un gasto, al contrario que la compra de bienes de equipo, máquinas herramientas, etc. y por lo tanto, en estos tiempos que corren, no “asumibles”.

– No realizar un serio pero sencillo cálculo de retorno de inversión, que muy a menudo, se amortiza en el primer año.

– Ciertamente, en ocasiones, el desembolso es importante y la falta de financiación termina con implantaciones de esta naturaleza antes de emprenderlas.

– Resistencias internas: estas herramientas precisan de personal cualificado que no se halla en las propias empresa y que, en un a primera etapa deben ser implantados por personal exterior, lo que implica desconfianza del personal interno, que se siente desplazado porque sus tareas han sido “usurpadas”.

– Miedo a la pérdida de status quo. Incluso de media-alta dirección, que observan como una ingente cantidad de horas a las que dedicaban su tiempo han quedado huérfanas completamente. Es preciso que esta gente preparada y con experiencia, se aproveche en dar valor al producto, a innovar o a buscar nuevas soluciones. Este cambio es imprescindible, de otro modo, todavía seguiríamos con la azada y el yunque.

– Sencillamente desconocimiento de la existencia de estas herramientas, así es.

Espero que, tal y como me decía un colega dedicada a estos menesteres también, la venda se caiga pronto y las condiciones sean propicias para conseguir implantar métodos eficientes para mejorar considerablemente la productividad de nuestra gente.

Para finalizar, como reza el título: productividad no es bajar los salarios, es Lean Engineering. Además, si se bajan los salarios, ¿a cuánto nos quedará la pensión? (ya se está notando una reducción de recaudación en la tesorería del Estado por la bajada salarial).

Saludos cordiales.

David Sánchez Mateo.

Ingeniería SAMAT

Anuncios

PRODUCTIVIDAD NO ES BAJAR SALARIOS, ES LEAN ENGINEERING

Me he decidido a escribir una breve reseña tras una conversación con uno de mis colaboradores y he recordado este foro. Esta persona me decía: “pero este sistema, ¿cómo es que no nos lo quitan de las manos?”. Se refería a un método de trabajo que tenemos (dirijo una modesta ingeniería mecánica en Zaragoza), que no hemos inventado nosotros pero que lo hemos adaptado bastante bien; que consiste básicamente en automatizar tareas que se ven obligados a realizar ingenieros cuando no son más que tareas repetitivas que no aportan valor al producto, pero que es preciso que una persona experta decida como desarrollar cada pedido. Nuestra herramienta, un configurador de producto, realiza esas funciones.

Industrializar también significa hacer más competitivas las empresas existentes y una de las faltas de productividad que hemos observado entre nuestros clientes y empresas en general es la falta de automatización en los departamentos de ingeniería y oficina técnica, no existe el Lean Engineering.

Hemos visto multinacionales que no tienen un sistema de gestión documental y que invierten tiempos enormes en buscar proyectos antiguos o anteriores pedidos, semejantes a los nuevos pedidos que reciben para aprovecharlos.

Hemos comprobado como otros tiene que calcular una y otra vez por elementos finitos sus componentes porque no dominan la configurabilidad del producto; o como otros, rehacen los mismos planos sin descanso. O incluso trabajan sin planos porque les cuesta más tiempo eso a que el operario de toda la vida dé la solución oportuna.

Configuradores de producto, PDM, PLM, Diseño 3D, ERP: son tan potentes que consiguen unos ahorros de tiempo enormes, rondando el 95% y unos costes por errores humanos cercanos al cero absoluto. Nos permiten tener perfectamente localizada la información técnica, la entrega de documentación a fábrica, la comunicación interdepartamental (tan extraordinariamente difícil a veces),…

Nosotros hemos logrado que clientes no inviertan horas en “rehacer” pedidos, ni que la mano altamente cualificada se dedique a tareas que no aportan valor y se ocupen de innovar en producto, por ejemplo.

Pero, ¿y qué impide que estos medios se abran paso? Tal y como se cuestionaba mi compañero. Hemos detectado varias razones, algunas muy humanas pero poco razonadas:

– La inversión en TIC, en ingeniería: en ocasiones se ve como un gasto, al contrario que la compra de bienes de equipo, máquinas herramientas, etc. y por lo tanto, en estos tiempos que corren, no “asumibles”.

– No realizar un serio pero sencillo cálculo de retorno de inversión, que muy a menudo, se amortiza en el primer año.

– Ciertamente, en ocasiones, el desembolso es importante y la falta de financiación termina con implantaciones de esta naturaleza antes de emprenderlas.

– Resistencias internas: estas herramientas precisan de personal cualificado que no se halla en las propias empresa y que, en un a primera etapa deben ser implantados por personal exterior, lo que implica desconfianza del personal interno, que se siente desplazado porque sus tareas han sido “usurpadas”.

– Miedo a la pérdida de status quo. Incluso de media-alta dirección, que observan como una ingente cantidad de horas a las que dedicaban su tiempo han quedado huérfanas completamente. Es preciso que esta gente preparada y con experiencia, se aproveche en dar valor al producto, a innovar o a buscar nuevas soluciones. Este cambio es imprescindible, de otro modo, todavía seguiríamos con la azada y el yunque.

– Sencillamente desconocimiento de la existencia de estas herramientas, así es.

Espero que, tal y como me decía un colega dedicada a estos menesteres también, la venda se caiga pronto y las condiciones sean propicias para conseguir implantar  métodos eficientes para mejorar considerablemente la productividad de nuestra gente.

Saludos cordiales.

David Sánchez Mateo.